Libros

La Casa Nueva

la casa nueva

Adriana Borga ha escrito La Casa Nueva, libro que, después de citar el nombre de Margarita Moreira – máscara de una “voz cantante y sonante”, según se nos dice-  presenta varios textos por medio de los cuales se invoca  una vida diferente: genuina, más intensa, com/partida, más real, puesto que se construye con el derrotero de un decir suelto, que lucha a contrapelo de los prejuicios, atento a interpelar las negaciones, a cuestionar cada una de las intimidantes jerarquizaciones para abrir un duelo con el olvido sideral. A horcajadas de la morada que abriga, pero también de la intemperie y el grito, se construye como morada que es un don de la memoria: con sitios abiertos para nombrar las experiencias vividas, los sueños, los enigmas agudos y el deseo.  Con los contrapuntos de voces que a los textos con título que integran  el espacio múltiple de la vida, le proponen un diálogo a veces trenzado como una ópera bufa, porque signado por la absurdidad de la existencia, y otras veces con el misterio que trae un humo irreductible sobre espejos, huecos y juegos con dobles fantasmales. Así se abre un intervalo prolongado por medio del cual los lectores seguramente podrán habitar y disfrutar de la maleabilidad profusa de la lengua que tantea esta búsqueda, mientras prueba una confianza apasionada en la creatividad y dice que la libertad íntima se teje siempre para otro(s) con esperanza singular…   

 

Claudia Caisso

La Maza (La casa nueva) de Adriana Borga:

RESEÑA EDITORIAL

La casa nueva de Adriana Borga es, ante todo, un libro hospitalario. Aquí cada lector es un huésped, que puede recorrer todas las habitaciones de una casa que siempre es nueva porque se construye nuevamente en cada lectura, una casa que implica, como diría Jacques Derrida, “el paso de un umbral y un umbral a cada paso”. Intemperie y hogar, familia y extrañeza conviven acá, justo en los límites donde todo se des-ordena, deja de cumplir órdenes y parte en busca de la palabra, como forma de encuentro descolonizante y como territorio compartido.
Esta casa tiene de todo: cocina, biblioteca-living-comedor, baño, terraza, galería, dormitorio… y cada ambiente es distinto y es único, y cada umbral que se atraviesa contiene secretos que solo la poesía puede y sabe nombrar. ¿Qué es lo íntimo? ¿Qué es lo público? ¿Quién soy y quién es el otro? ¿Qué cosa es una casa y cuántas casas tuvimos? Son algunas de las cuestiones que Adriana Borga propone, con la generosidad, la ternura y el misterio de una buena anfitriona.
Cada uno de los tres formatos de este libro aporta matices sensoriales que le permiten expandirse en su materialidad: madera en los relieves para el braille, un plano como brújula y algunas disposiciones gráficas que orientan el recorrido en la edición tinta, y una cartografía de voces y sonidos que conviven con la voz de Adriana en el audiolibro.
¡Tres formas de habitar esta casa para que cada cual elija y se instale, no siguiendo el catálogo de ninguna inmobiliaria, no atendiendo a los criterios neoliberales de bienestar, no sintiéndose a salvo, sino aventurándose a seguir el pulso de su propio deseo!

 

Conoce nuestros

Otros títulos

Grietas

Libros

El Triángulo

Libros

Cuentemas del Pez Barbudo

Libros