la-editorial

Reseña de El Triángulo por Cynthia Santos Cripezzi

Manolo está desnudo, su miembro relajado cuelga a la altura de la cara de Malena y eso le produce un tic involuntario […] Ella levanta la vista y encuentra […] la expresión de asombro.
-Estuve con Martín Ayala, dice Malena.
Así se perfilan los vértices en “El triángulo”, una novela ágil marcada por el erotismo en la que sus personajes se entrelazan en los vaivenes de un camino de seducción y lujuria.
Pero, ¿hacia dónde los llevará la ruta del deseo? ¿Será el principio del fin o un nuevo comienzo?
Cecilia Rodríguez se expone sin tapujos en una prosa donde los personajes son llevados al límite… y lo ultrapasan, una y otra vez… ¿Hasta cuándo?
Con el relato pormenorizado de los encuentros sexuales entre sus protagonistas- Malena, (una joven rosarina, común y corriente) Manolo, su pareja (un hombre mayor) y Ayala (un joven impetuoso y atlético, amor adolescente de Malena), se conforma mucho más que un “trío”: una trama erótica en que las relaciones se proyectan a partir de la posesión absoluta de los cuerpos; un espacio de emancipación que solo cede cuando los implicados son esclavos de su propio deseo… o del deseo del otro… ¿Hasta cuándo?
Mientras sus personajes deambulan por la emblemática ciudad de Rosario, Cecilia deja entrever, con destreza, debates que están a la orden del día en la juventud contemporánea: ¿Parejas abiertas o cerradas? ¿Heterosexualidad, Homosexualidad o Bisexualidad? Quizá sea solo una oda a la “sexualidad”. Parece apenas “sexo”, aunque en rigor, este libro es mucho más profundo…
Una novela decididamente impactante, donde la fuerza y la crudeza de lo que se expresa con palabras, no llega a borrar los planteos subyacentes…

Cynthia Santos Cripezzi

    Dejar un comentario