el-triangulo

Reseña de El Triángulo por Neleya P Ollag

Cuando yo sea grande, quiero escribir como Ceci.

Hace unos cuantos años que pienso en cómo me gustaría escribir literatura erótica, y siempre me reprimo y jamás comienzo mis ideas. Tal vez dirán ustedes, ¿qué tiene que ver lo que me pasa a mí, con una reseña de “El triángulo”? Todo, ya que después de leerlo comprendí que nunca voy a escribir literatura erótica, porque nunca en mi vida voy a poder llegarle ni a los talones a este libro.
Cecilia Rodríguez nos trae un libro visceral, crudo y duro, pero escrito tan bien que leerlo es como una bocanada de aire fresco. Es de esos libros jóvenes, que te los comes de una sentada, te lo querés devorar página tras página y realmente te prendés fuego, las escenas de sexo son explícitas y detalladas pero nunca llegan a ser chabacanas o de mal gusto, y como si eso fuera poco tiene una historia más que interesante, con personajes acertados y con una perspectiva deconstruida de las relaciones actuales. La violencia, el amor, las historias de antaño se entremezclan con un presente tirano, un cenicero lleno de puchos y un porro siestero. Claramente no es el tipo de literatura que una leería en voz alta a su madre, pero sí el que le prestarías a tus amigas cuando lo terminás, con un guiño cómplice, porque efectivamente te diste cuenta que encontraste una joyita.

Neleya P Ollag

    Dejar un comentario